Suspendidas las obras en edificios si hay residentes expuestos al contagio

La medida pretende reducir el riesgo de contagio entre las personas ajenas a la actividad

Aunque la construcción es uno de los sectores a los que el Gobierno ha autorizado a reiniciar mañana su actividad, el Ejecutivo ha aprobado una orden en el BOE para limitar el trabajo de sus profesionales en espacios y edificios. Ningún trabajador podrá volver a la obra si su incorporación exige compartir habitáculo con otras personas ajenas a su tarea.

Las autoridades justifican la medida por el alto riesgo de contagio del Covid-19, por eso insisten en la necesidad de «suspender la ejecución de determinadas obras» no esenciales que pueden poner en peligro la contención de la pandemia. Con ello, cualquier faena en curso en casas particulares o edificios públicos, a excepción de las de extrema urgencia, como las averías, deberán ser aplazadas hasta que se levanten las restricciones. La medida puede afectar también a espacios como hospitales, edificios de la Administración, residencias o establecimientos de primera necesidad durante el confinamiento, como los supermercados.

Vuelta a la actividad en la construcción

El sector de la construcción, que emplea a 1,27 millones de trabajadores en España, reactiva este lunes su actividad para la que contará con una guía de actuación y procedimientos a seguir pactada entre la patronal y los sindicatos del sector a partir de las recomendaciones de Sanidad y con el fin de garantizar la prevención y la seguridad ante el virus.

En la guía, acordada entre las federaciones de construcción de UGT y CC.OO. y las patronales CNC y Seopan, se determina que las actividades del ramo se contemplan como trabajos de baja exposición al contagio. No obstante, el documento, al que tuvo acceso Europa Press, incluye un amplio abanico de medidas de prevención de distinta índole, entre las que figura contar con termómetros a disposición de los trabajadores en las propias obras y la recomendación de no compartir herramientas o de no formar corrillos en los descansos.

En concreto, la guía incluye las recomendaciones generales dictadas por Sanidad, tanto las referidas a trabajadores con síntomas y vulnerables, como las relacionadas con el higiene del empleado y el lugar de trabajo, pero también detalla pautas específicas para las particularidades de las obras de construcción. Así, indica que se deberá organizar la entrada a la obra y las zonas comunes, como vestuarios o comedores, por turnos para garantizar las distancias mínimas. De igual forma, fija que el trabajo en los tajos se distribuya de forma que se garantice dichas distancias de seguridad y que se pida a los trabajadores que se cuiden de guardarlas. En caso de no ser posible, deberán utilizar los equipos de protección individual (mascarillas).

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/economia/2020/04/13/suspendidas-obras-edificios-residentes-expuestos-contagio/0003_202004G13P12994.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.