PSOE y Podemos vetan la comisión de investigación sobre la financiación irregular del partido de Pablo Iglesias

Los nacionalistas contratacan con el anuncio de otra comisión sobre el supuesto espionaje a Luis Bárcenas por parte del Ministerio del Interior y del CNI

El PSOE, Podemos y sus socios nacionalistas han rechazado esta mañana en la Junta de Portavoces del Congreso de los Diputados elevar al Pleno la petición de creación de una comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del partido de Pablo Iglesias. De esta forma, el PSOE veta definitivamente la creación de esta comisión, a pesar de las irregularidades denunciadas por el Tribunal de Cuentas que van a ser investigadas por la Justicia.

La propuesta, del PP, ha contado con el apoyo de Ciudadanos y de Vox. Sin embargo, los representantes de los partidos del Gobierno la han rechazado de plano, como han explicado fuentes de la Mesa a EL MUNDO. Posteriormente, la portavoz del Grupo Socialista, Adriana Lastra, ha llegado a calificar estos indicios como «absolutamente falsos». Y ha añadido que todo es «una cortina de humo» del PP para tapar los casos de corrupción que «le persiguen desde hace 15 años».

El PP defendía en su propuesta que existen indicios de que los dirigentes de Podemos «han utilizado fondos públicos para su beneficio particular o el de su propio partido», lo que se une a «las sombras sobre su financiación» por sus «públicas conexiones con dictaduras internacionales», en referencia a Venezuela o a Irán.

«Las causas judiciales se resolverán», concluye el PP en la exposición de motivos de su petición, «pero las responsabilidades políticas deben dirimirse en el ámbito que nuestra Constitución establece: las Cortes Generales». Además, añade el partido que preside Pablo Casado, la investigación parlamentaria «ayudaría a limitar los perniciosos efectos que sobre la imagen exterior de España están teniendo» estos hechos.

Contrataque nacionalista

Los nacionalistas han contratacado hoy anunciando que van a registrar la petición de otra comisión de investigación sobre el llamado caso Kitchen del PP y el supuesto espionaje a Luis Bárcenas por parte del Ministerio del Interior o, incluso, por otras instituciones del Estado durante el mandato de Mariano Rajoy.

Así lo ha anunciado el portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, que considera que las revelaciones del denominado caso Kitchen «dan para ilegalizar» al PP.

ERC, Junts per Catalunya, el PNV, Bildu, Más País, Compromís, BNG y las CUP ya han iniciado conversaciones para pedir en el Congreso una comisión de investigación sobre este asunto. Después, hablarán con los partidos que apoyan al Gobierno, el PSOE y Unidas Podemos, para que la petición sea lo más transversal posible y pueda salir adelante.

Según Rufián, las informaciones sobre este caso y los mensajes del que fuera secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, explican por sí solos la necesidad de esta comisión de investigación. Y ha apuntado incluso la posibilidad de ilegalizar al PP.

https://www.elmundo.es/espana/2020/09/08/5f576528fc6c83bc318b4674.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.