La carretera que se lanzan unos a otros

A Coruña, Culleredo y Diputación no se ponen de acuerdo sobre cuál es el responsable del arreglo del alumbrado en un tramo que cruza dos concellos

La avenida de Nueva York, una vía de 6 kilómetros que nace en Alfonso Molina y termina en lo alto de A Zapateira, tiene un tramo que pasó la mayor parte de su vida en penumbra. Antes, por ser víctima de los cacos especialistas en el robo de cable. Ahora, por las Administraciones, que no se ponen de acuerdo sobre a quién compete su mantenimiento. Si a la Diputación, al Ayuntamiento de A Coruña o al de Culleredo.

No es un problema nuevo. Es de siempre, pues en la zona confluyen tres municipios (A Coruña, Culleredo y Arteixo) y la avenida de Nueva York pasa por todos ellos. Y cuando los lindes no están claros, vienen los problemas. Como el que afecta en estos momentos al tramo que une el enlace de la tercera ronda con las instalaciones del Sporting Club Casino. Unos metros son de A Coruña, otros de Culleredo, luego vienen otros de A Coruña y más adelante de Culleredo. El mapa serpentea por la avenida y cuando pasa algo ahí, ya sea un accidente, un incendio, la caída de un árbol o la falta de alumbrado se presenta un problema de competencias. Es cuando los gobiernos locales sacan el metro y discuten sobre a cuál de ellos pertenece el punto donde ocurrió el percance.

El mejor ejemplo para entender el problema sucedió el 8 de enero del 2008. Fue un día de gran temporal y un árbol cayó en medio y medio de esa recta. Los bomberos de A Coruña no acudieron porque entendían que el pino estaba en Culleredo, por lo que deberían acudir los miembros del parque de Arteixo. La discusión se prolongó tres horas, el tiempo que los vecinos de la zona alta de A Zapateira estuvieron incomunicados. Finalmente, fueron los bomberos de A Coruña.

Ahora no es un árbol. Es una caja eléctrica llamada técnicamente centro de mando. Su función es que el alumbrado de la avenida de Nueva York en ese tramo funcione. Pero lleva apagado desde mayo porque una mañana ese aparato, junto a la carretera, apareció completamente destrozado y nadie dejó una nota. Desde entonces, durante las noches los conductores y peatones circulan en penumbra. Y si no lo arreglan pronto «será mucho peor», como dice el presidente de la asociación de vecinos de A Zapateira, Juan Sánchez-Albornoz, pues el sol se irá a las 19.00 horas. 

Numerosas llamadas

Cuando el aparato apareció deshecho, la asociación vecinal se puso a trabajar en el asunto. Sánchez-Albornoz llamó y escribió «en numerosas ocasiones» a las tres Administraciones inmersas en el problema.

Así explica las gestiones: «primero pensamos que el arreglo correspondería al Concello de Culleredo, pues a escasos dos metros se levanta la placa de una calle que pertenece a ese municipio. Nos dijeron que el arreglo correspondía a la Diputación, que es la titular de la avenida de Nueva York. Entonces, llamamos al organismo provincial. Desde el departamento de Obras se nos explicó que, en efecto, fueron ellos los que instalaron y pagaron el alumbrado en todo el tramo, pero que su mantenimiento correspondía al Ayuntamiento donde se encuentra la caja eléctrica. Ante esta respuesta, nos volvimos a poner en contacto con Culleredo. Aún no obtuvimos respuesta. Pese a que estamos acostumbrados a la buena respuesta que siempre tuvimos por su parte ante cualquier problema similar».

Desde el Ayuntamiento cullerdense explican que en un principio se pusieron en contacto con el gobierno local coruñés, pero «nos dijeron que el mantenimiento pertenecía a la Diputación». El edil de Culleredo dice que preguntó al organismo provincial y está esperando respuesta. No obstante, el alcalde José Ramón Rioboo, afirmó ayer que «intercederá para solucionar el problema».

https://www.lavozdegalicia.es/noticia/coruna/culleredo/2020/09/29/carretera-lanzan/0003_202009H29C6991.htm

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.