El PP recurrirá al Tribunal Constitucional si no se reabre el control al Gobierno en el Congreso

Los ‘populares’ reclaman que vuelvan a funcionar todas las comisiones parlamentarias y que haya ruedas de prensa

El presidente del PP, Pablo Casado, dio ayer un ultimátum a Pedro Sánchez: o reabre el Congreso o no le apoyará más. Hoy, la portavoz de los populares en la Cámara Baja, Cayetana Álvarez de Toledo, irá un paso más allá en la Junta de Portavoces: si no se permite el control al Gobierno por la crisis del coronavirus, acudirá al Tribunal Constitucional.

«El Gobierno nos está negando nuestro derecho a ejercer nuestro deber. Esto es antidemocrático. Y esto es anticonstitucional», asegura Álvarez de Toledo. «A más crisis, más Congreso. A más alarma, más control. A más poder excepcional del Poder Ejecutivo, más vigilancia por parte de la soberanía nacional», defiende.

El PP ha presentado un escrito en el que reclama que se celebre semanalmente la sesión de control al Ejecutivo, que vuelvan a funcionar todas las comisiones parlamentarias, que se puedan celebrar ruedas de prensa en el Congreso y que se levante la suspensión del cómputo de plazos de tramitación de iniciativas, que la Mesa del Congreso acordó el 19 de marzo.

«Esa suspensión anula de facto la capacidad de control que la oposición tiene sobre el Gobierno y, a juicio del Grupo Parlamentario Popular, va en contra del artículo 116.5 de la Constitución», aseguran los populares en un comunicado.

La Mesa, en opinión del PP, «se habría excedido en sus competencias y habría vulnerado los derechos de representación política de los diputados». Así que, de no ser atendida esta reclamación, el PP «recurrirá al Tribunal Constitucional», advierten los populares en su escrito. «Es absolutamente indiscutible que nuestra Constitución no admite la suspensión del ordinario funcionamiento del Congreso de los Diputados durante la vigencia del estado de alarma», aseguran.

Álvarez de Toledo critica la «incoherencia y anomalía» de que «se puedan presentar resoluciones para cambiar el decreto de estado de alarma, pero en cambio no se pueden enmendar los decretos que se convalidan bajo la alarma». «¿Por qué?», se pregunta.

El plan del PP para la reapertura inmediata del Congreso fue aprobado ayer en la reunión Plenaria de los grupos parlamentarios populares, y pasa por un cambio significativo: a partir del próximo Pleno, acudirá la mitad de los diputados del grupo, dejando un escaño de distancia, para mantener las medidas de precaución. Esto es, 45 de los 89.

https://www.elmundo.es/espana/2020/04/07/5e8c3738fc6c8340678b45de.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.