El Gobierno prevé que los españoles puedan moverse en libertad entre provincias a partir del 21 de junio

El Gobierno aprobará el martes y someterá a la votación del Congreso el miércoles la última y definitiva prórroga del estado de alarma, que llegará hasta el 21 de junio. Esto supondrá, como ha explicado Pedro Sánchez en rueda de prensa, que las restricciones a la movilidad acabarán con el comienzo del verano y los españoles recuperarán la libertad de movimientos también entre provincias en esa misma fecha. «Es el 21 de junio, en principio, cuando por toda España podremos circular», ha asegurado expresamente.

El presidente ha comenzado su intervención confirmando que España ha doblegado la curva del coronavirus y ha superado los peores momentos de la pandemia. El Gobierno, con datos sanitarios cada vez mejores encima de la mesa, considera que ya sólo va a ser necesaria una última prórroga del estado de alarma. Además, la negativa a apoyar las prórrogas del PP, de Vox y de los independentistas de Junts per Catalunya y de las CUP hacían cada vez más difícil su aprobación en las Cortes.

De esta forma y en principio, Madrid, Barcelona y Castilla y León, que estaba previsto que sufrieran restricciones hasta el 6 de julio, verían adelantada 15 días la libertad de movimientos a otros territorios del país. En respuestas a un periodista, Sánchez ha remarcado que «el 1 de julio» debería ser posible la movilidad «en todos los rincones» del país. Así, además, se evitaría la paradoja de que España estuviera ya abierta a la visita de extranjeros y, sin embargo, ciudadanos de determinadas provincias o regiones no pudiesen viajar a los territorios accesibles para los foráneos.

Cuando el estado de alarma expire el 21 de junio, el derecho a la libertad de movimientos y el derecho de reunión quedarán plenamente restablecidos, según ha explicado el presidente. Sánchez ha reiterado que «sólo el estado de alarma puede limitar estos derechos fundamentales». Y por eso este instrumento constitucional «ha sido muy eficaz para vencer esta pandemia».

Mientras tanto, España avanzará hacia las fases 3 y 4 de la desescalada y la gestión del proceso de desconfinamiento irá pasando a las comunidades autónomas. Como ha explicado el jefe del Ejecutivo primero en la 12ª Conferencia de Presidentes y después en su comparecencia, los gobiernos autonómicos disfrutarán de «gobernanza plena» a partir de la Fase 3 de la desescalada. Ellos decidirán su duración y las medidas que se implantan durante la misma.

Este último estado de alarma será «muy distinto» y «mucho más liviano», según ha avanzado el jefe del Ejecutivo, pero «necesario» para culminar el proceso de desescalada en la crisis del coronavirus.

Pedro Sánchez ha alertado en su comparecencia de que, a pesar de los buenos resultados alcanzados en la lucha contra la pandemia, es preciso actuar con «prudencia» y respeto a las reglas sanitarias «para evitar cualquier tipo de recaída», algo que supone un «riesgo real», ha advertido, no solo para España sino para todo el mundo.

Preguntado por el plan que tiene el Gobierno para limitar los movimientos si hay rebrotes de la pandemia una vez finalizado el estado de alarma, el jefe del Ejecutivo ha apuntado que «no hay otro instrumento para restringir la movilidad» de comunidades autónomas o áreas metropolitanas como las de Madrid o Barcelona si no es mediante esta medida excepcional y constitucional.

«Por tanto, lo que tenemos que hacer a medida que se levante el estado de alarma es reforzar, y no necesariamente tiene que haber cambios legislativos. Tendremos que hablarlo con las comunidades autónomas y reforzar el grado de cooperación», ha asegurado.

https://www.elmundo.es/espana/2020/05/31/5ed3b52cfc6c83e05e8b4620.html

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.